ELIGE TU PROPIA AVENTURA UNIVERSIDAD


4.1. Introducción

La campaña de participación estudiantil del CJE abarca desde los últimos cursos de primaria hasta la universidad. En este bloque vamos a desarrollar la propuesta de trabajo para su implementación en el mundo universitario, que además de las características propias de ese contexto, cuenta con algunas peculiaridades metodológicas respeto al resto de niveles académicos.


- Dinamización autónoma: en este caso la dinamización del proceso participativo corre a cargo de las estudiantes, ya sea desde entidades, asociaciones, grupos o representantes del Consejo de Alumnos/as; por tanto, la responsabilidad del desarrollo de la campaña es colectiva.

- Combinación de propuestas: muy unido a lo anterior, es posible combinar distintos procesos protagonizados por grupos, entidades o personas representantes, en el mismo campus o facultad, siempre y cuando exista la necesaria coordinación entre ellos y ellas.

- Ejes temáticos establecidos: en el ámbito universitario existen grupos y colectivos con intereses marcados, con temáticas muy claras y por tanto, es algo a tener en cuenta en el desarrollo del conjunto del proceso.

- Formas diversas de participación: existen múltiples formas de participación, combinando fórmulas formales e informales, presenciales y virtuales, centradas en temáticas o en la defensa de los intereses del alumnado. Estas características provoca que diferentes espacios de participación puedan desarrollar “versiones” diferentes de la presente campaña.


El hecho de que la dinamización sea protagonizada por el propio alumnado, no implica que la campaña se desarrolle de forma aislada, muy al contrario, consideramos que la coordinación con profesorado, personal no docente y entidades comunitarias, ong’s...etc, es fundamental para el éxito de las actuaciones.


Lo que si se mantiene como constante es el paso previo por el “Participatest”, con la intención de adaptar las actuaciones de la campaña a cada realidad concreta, así como la secuencia del proceso:

  • - Abordaje de la temática.
  • - Nuestra relación con el tema.
  • - Elaboración de ideas/propuestas.
  • - Planificación.
  • - Gestión.
  • - Evaluación.


4.2. PARTICIPATEST

4.3. PROPUESTAS DE ACCIÓN POSIBLES.

3.1. Sensibilizar.

Tras el resultado del participatest, hemos optado por el desarrollo de un proceso participativo que tenga como resultado el diseño y puesta en marcha de una campaña de sensibilización sobre un tema determinado.


Se trata de dar inicio a un proceso participativo sencillo, apoyado en recursos y herramientas lúdicas y de acción, en las que no es necesario contar con experiencia previa por parte del alumnado dinamizador del proceso. Debemos tener en cuenta que en la universidad, somos las personas estudiantes quienes nos convertimos en el principal agente dinamizador del resto del alumnado, ya sea organizado mediante entidades o como representantes del Consejo de Alumnos/as. La propuesta que se describe ofrece un itinerario de intervención, a partir de un centro de interés, donde el grupo dinamizador se erige en protagonista y realiza una experiencia de trabajo con el resto del alumnado de la facultad o campus.


El tiempo aproximado para el desarrollo de esta propuesta de intervención es de aproximadamente un cuatrimestre (entre 3 y 4 meses)..


Objetivos Globales de Intervención:

· Incrementar el conocimiento por parte de estudiantes de la existencia y funcionamiento de las diversas organizaciones y colectivos de su campus o facultad.

· Promover iniciativas de sensibilización y movilización de estudiantes alrededor de un tema que sea parte de sus centros de interés.

· un campus o facultad y las entidades, colectivos y grupos organizados.



No debemos olvidar que vamos a desarrollar las siguientes fases:

NOTA PARA NO OLVIDAR:

Existen dos cuestiones que son muy importantes que formen parte de nuestro tema en todas las etapas del itinerario:

1. En la medida que afecta a la vida de mujeres y hombres, independientemente de la temática que escojamos, es imprescindible introducir en nuestra exploración una mirada feminista para asegurar que nuestro proceso avanza en el logro de la igualdad de oportunidades y posibilidades independientemente de nuestro sexo-género, origen geográfico, etc…

2. De manera similar, en la medida que el tema afecta a las condiciones de vida y al uso que hacemos y promovemos de los recursos, también es necesario contemplar desde el inicio una visión crítica, atendiendo a criterios de sostenibilidad a la hora de tomar nuestras decisiones.

Para saber a qué nos referimos consulta la Guía Didáctica y el “Mapa Estelar”:
3. Claves feministas para colocar la vida en el centro
4. Algunas claves desde la sostenibilidad para colocar la vida en el centro.


HUH?!! Para saber a qué nos referimos consulta la Guía Metodológica


Vamos a iniciar el camino y para ello, es importante que tengamos claro el primer paso que vamos a dar. Nos hacemos esta primera pregunta colectiva, de cara a la puesta en marcha de la campaña en nuestra facultad.


- El primer paso de esta campaña sería…

a) Poner carteles por toda la facultad para que el alumnado en general participe. Dirígete al siguiente enlace.

b) Planteamos el tema en las diferentes clases para iniciar un proceso. Dirígete a enlace a Abordaje de la temática




 . . .





Relación


En esta fase vamos a plantear el tema sobre el que queremos trabajar. En ocasiones dentro de la universidad nuestro grupo o colectivo ya tiene un tema o eje de trabajo muy definido (solidaridad internacional, feminismos, derechos humanos, ecología...etc.); en ese caso conviene presentar y tantear qué posibilidades, oportunidades e interés existe sobre la cuestión por parte del resto del alumnado. Por el contrario, podemos abrir esta fase a cualquier tema que propongan desde el conjunto del alumnado con el que trabajemos. Una u otra opción dependerá de quiénes impulsan la campaña de forma concreta (Asociación de estudiantes, grupo, colectivo, representantes de Consejo de Alumnos/as...etc.).

En clave interna, el grupo que impulsamos la campaña debemos cuidar nuestro clima de relación, para que favorezca el proceso colectivo. Puedes consultar en el Mapa Estelar en la página XX.

Los objetivos que debemos perseguir en esta fase son:

- Realizar un debate sobre los diferentes temas que forman parte de los intereses de las personas estudiantes.
- Adquirir habilidades y conocimientos sobre el diagnóstico y análisis de la realidad.
- Incorporar habilidades para el trabajo en grupo y la comunicación externa por parte de las entidades estudiantiles.

¿Y qué actividades podemos poner en marcha para conseguir estos objetivos?


A) Vamos por las clases dando una charla sobre la necesidad de participación estudiantil.
      Click aquí

B) Sacar de nuestra mochila:
      100. Búsqueda y selección de información.
      101 Reuniones de trabajo.
      97. Talleres de debate.

Ahora que ya hemos realizado algunas de las actividades de este primer paso, consideramos que los objetivos de la fase se van consiguiendo y estamos en condiciones de pasar a la trabajar nuestra relación con la temática.




 . . .





Relación


Parece que ya tenemos claro cuál es el tema que nos mueve, que nos interesa y que llega a otras personas dentro de la facultad. Hemos llegado a la conclusión de que puede ser algo que movilice al resto de estudiantes.

Pues llega el momento entonces de vincular la temática elegida con nuestra vida cotidiana, con las condiciones que tenemos de forma individual y colectiva, con definir qué nos toca, que tiene que ver con nosotros y nosotras.

Los objetivos a alcanzar en esta etapa son:

-Trabajar las relaciones e implicaciones de la temática elegida entre las personas de las organizaciones estudiantiles.
- Favorecer un diálogo entre entidades y el conjunto de la comunidad universitaria.
- Incorporar habilidades para el trabajo en grupo y la comunicación externa por parte de las entidades estudiantiles.

Así que estamos ante una nueva elección ¿Cuál es nuestra opción?


A) Decidimos elaborar una conclusiones de la temática y hacer llegar al Claustro una moción para que se aborde. Click aquí

B) Decidimos acudir a la mochila y poner en práctica alguna de las propuestas que aparecen para esta fase.

Para este momento os sugerimos las siguientes:
      102. Paneles.
      103. Encuestas.
      104. Sondeos on-line.
      105. Jornadas.

C) En vuestro grupo han surgido algunas complicaciones y decidís pararos a analizar cómo mejorar el ambiente para facilitar un clima que favorezca la participación de todas las personas.

Si optamos por la opción C, hacemos click aquí para obtener recomendaciones para la gestión de conflictos.

¡¡No se nos olvide volver por aquí!!




 . . .





Elaboración


Está claro que las actividades anteriores han supuesto una experiencia importante para nuestro grupo, para sondear las propuestas en nuestra facultad y empezar a sacar algunas conclusiones sobre la sensibilidad alrededor del tema que hemos elegido.

Ahora viene el momento de proponer ideas de manera colectiva, tanto en nuestro grupo, entidad, Delegación de Alumnos/as, como con el resto de estudiantes, porque seguimos intentando despertar la motivación de otras personas. Es muy importante trabajar la inteligencia colectiva, poner en juego el lema “sola no puedes, con amigas sí”, entendiendo que poniendo en juego nuestra capacidad de imaginar se pueden transformar situaciones concretas de la realidad que nos rodea.

Los objetivos que perseguimos en esta fase son:
- Promover la elaboración de alternativas para trabajar el tema desde las entidades estudiantiles.
- Estimular la creatividad para dotar de alternativas participadas y lúdicas para abordar la temática elegida.
- Promover el trabajo en grupo y las habilidades para la comunicación interpersonal.

Para lograr estos objetivos nos planteamos...


A) Consideramos que el propio grupo debe elaborar las propuestas de manera colectiva.

Si optas por la opción A te recomendamos las siguientes actividades de nuestra mochila:
      106. Talleres de generación de ideas.
      107. La analogía.
      38. Murales de libre expresión.


B) Pasamos a votación en nuestro grupo un listado de actividades elaborado por un par de personas.
Si has optado por la opción B Click aquí


C) Puede que en el transcurso de las acciones de la fase anterior hayan surgido dificultades que hemos recogido en la evaluación. Echamos un vistazo en el Mapa Estelar por si encuentramos orientaciones útiles.

Después os esperamos por aquí.




 . . .





Elaboración


Ya hemos explotado a tope nuestra creatividad, hemos aprovechado para involucrar a otras personas, al conjunto de estudiantes de nuestra facultad, tenemos propuestas e ideas que se pueden conectar unas a otras, creando un proyecto de sensibilización sobre el tema que escogimos en nuestro proceso de diagnóstico en las dos primeras fases.

Ahora vamos a realizar el proceso de planificación de ese proyecto, donde nos planteamos los siguientes objetivos:

- Utilizar técnicas básicas de planificación participativa de acciones.
- Incorporar habilidades para priorizar propuestas, tomar decisiones de forma democrática y planificar la acción.

Entonces...¿Qué opciones tenemos?

A) Realizamos una lista de tareas y nos ponemos en marcha.
      Click aquí

B) Optamos por una planificación participada y participativa.

Si has optado por la opción B te recomendamos las siguientes actividades de nuestra mochila:
      108. Taller de planificación.
      57. Técnica de las 9 cuestiones.





 . . .





Gestión


Llega la hora de la verdad, nos disponemos a llevara a cabo nuestro proyecto, es el momento de hacer lo que, entre todos y todas hemos diseñado. En esta fase aparecerán imprevistos y cuestiones que se escapan nuestro control; no pasa nada, es parte del aprendizaje, a veces ocurren cosas inesperadas o fallan aspectos que no controlamos. Vamos a intentar que el desarrollo de nuestro proyecto, de nuestras actividades se haga de la forma más satisfactoria posible.

Los objetivos que nos planteamos para esta etapa son:
- Favorecer el reparto de tareas y la asunción de responsabilidades de forma individual y colectiva.
- Apoyar la puesta en marcha de sus propias ideas y habilidades individuales y grupales para desarrollar una acción colectiva.

Entonces...¿Cómo organizamos todo el “cotarro”?

A) Asignamos tareas a las personas que nos parecen mejor preparadas para desarrollar cada una de las actividades.
      Click aquí

B) Consideramos importante que sean las propias personas del grupo quienes asuman las tareas que más les apetece y/o se sientan capaces, etc.

Si optamos por la opción B recomendamos las actividades de la mochila:
      80. Reparto de tareas.
      109. Matriz de gestión.


Para el desarrollo de esta fase os recomendamos visitar las páginas del Mapa Estelar referidas al Trabajo en Equipo




 . . .





Evaluación


Enhorabuena si hemos llegado hasta aquí. Tenemos la seguridad de que ha sido una experiencia apasionante haber puesto en marcha esta campaña, sobre todo teniendo en cuenta que no contabais con muchos recursos y experiencia. Ahora llega el momento de realizar un análisis y valoración de como ha ido nuestra campaña, en esta modalidad de sensibilización.

Los objetivos que nos planteamos son:
- Desarrollar habilidades para incorporar aprendizajes para la participación (experiencia y conocimientos) desde la reflexión sobre la acción colectiva.
- Recoger el grado de satisfacción del grupo y su motivación para continuar con experiencias similares en el futuro.
- Valorar la propia acción desarrollada.

Y para ello….

A) Elaboramos un cuestionario con cuestiones a valorar del 1 al 5.
      Click aquí

B) Optamos por desarrollar una evaluación que integre tanto aspectos cuantitativos como cualitativos, y teniendo en cuenta que nos interesa obtener información tanto del resultado de la acción diseñada y ejecutada, como del propio proceso participativo.

Si hemos optado por la opción B proponemos desarrollar la actividad:
      110. Termómetro.
      31. Diana.

NOTA PARA NO OLVIDAR:
La evaluación, en el proceso que estamos proponiendo, no está limitada a ser una etapa final. Si bien cobra especial protagonismo tras la puesta en marcha de la acción, es deseable contar con recursos y momentos de paréntesis para preguntarnos por la buena marcha del proceso, lo que está funcionando y lo que no, los subidones y bajones de ánimos, etc.

Tiremos de la mochila para disponer de actividades en las que tomarnos un respiro y mirar cómo nos encontramos, qué sucede más allá de lo previsto, ajustar contratiempos…