ELIGE TU PROPIA AVENTURA SECUNDARIA

La campaña de participación estudiantil del CJE abarca desde los últimos cursos de primaria hasta la universidad. A continuación, se describen los itinerarios a seguir para Secundaria, los cuales siguen teniendo como referente dinamizador al profesorado si bien, las entidades juveniles junto con el AMPA van cobrando cierto protagonismo como agentes colaboradores.

Si estamos en este punto es porque previamente hemos leído y reflexionado con la guía didáctica y el planteamiento nos entusiasma. Ahora proponemos un chequeo a través del participatest para poder elegir cuál de las tres aventuras es la que más se aproxima a nuestra realidad y a nuestras posibilidades. Detrás de cada itinerario encontraremos diversas actividades a seleccionar, algunas sorpresas de las que poder aprender y también apoyos y orientaciones que, a modo de coordenadas, faciliten llegar a buen puerto.


2.1 Participatest

2.2 PROPUESTAS DE ACCIÓN POSIBLES.

2.2.1 Sensibilizar.

Después de nuestro diagnóstico de situación a través del participa-test hemos decidido que lo más sabio es comenzar a sentar las bases de un proceso participativo. Comenzamos gestando un proceso sencillo, apoyado fundamentalmente en herramientas lúdicas y dinamizadoras aunque no contamos con experiencias previas ni por parte de los chavales y las chavalas, ni por parte de quienes dinamizamos, ¡Siempre hay una primera vez para todo!


Recuerda que estos itinerarios, así como la Mochila de Actividades que proponemos son orientativos, te sugerimos que pruebes, re-crees-inventes y sobre todo adaptes a la realidad del grupo. ¡Ah! Y no olvides echadle un ojo al resto de actividades.

En este punto, como personas o entidades dinamizadoras, lo importante es tener claras varias cuestiones:

El itinerario educativo que estamos ofreciendo. Planifiquémoslo de tal modo que desarrollemos el proceso completo:


Si hace falta volvemos a tirar de la Guía Didáctica:
      6. PROPUESTA DE INTERVENCIÓN Y DIDÁCTICA. Elige tu propia aventura


• El resultado que esperamos en esta primera experiencia: diseñar y poner en marcha una campaña de sensibilización en torno a un tema determinado o sobre un aspecto relacionado con el contexto aula;

• Tener la atención puesta en gestar un centro de interés del alumnado que sea motor del proceso;

• Trabajar la identidad y la fuerza del grupo como protagonista y como algo más que la suma de las personas que lo componen.


Con estas premisas, los objetivos que nos proponemos son:

• Favorecer el descubrimiento de las ventajas y los beneficios del trabajo colaborativo.

• Que las personas adolescentes descubran las inquietudes que les unen y que sean capaces de organizarse de forma participativa y participada para desarrollar una acción colectiva puntual con el resto de la comunidad educativa.


El tiempo estimado para su desarrollo es cómo mínimo un trimestre. Aproximadamente 1 sesión a la semana.

NOTA PARA NO OLVIDAR:

Existen dos cuestiones que son muy importantes que formen parte de nuestro tema en todas las etapas del itinerario:

1. En la medida que la temática afecta a la vida de mujeres y hombres, es imprescindible introducir en nuestra exploración una mirada feminista para asegurar que nuestro proceso avanza en la eliminación de las discriminaciones y el logro de la equidad, independientemente de nuestro sexo-género, origen geográfico, etc…

2. De manera similar, en la medida que el tema afecta a las condiciones de vida y al uso que hacemos y promovemos de los recursos, también es necesario contemplar desde el inicio una visión crítica, responsable y constructiva atendiendo a criterios de sostenibilidad.

HUH?!! Para saber a qué nos referimos consulta la Guía Didáctica:
2. PONER LA VIDA EN EL CENTRO: Feminismos y sostenibilidad fuerte
y el Mapa Estelar:
3. Claves feministas para colocar la vida en el centro
4. Algunas claves desde la sostenibilidad para colocar la vida en el centro.


¿Preparados y listas para comenzar la aventura? Veamos si tenemos la brújula bien imantada


a) El aula goza de un desorden y un grado de suciedad, derivado de cierto desdén que el alumnado muestra con el mobiliario, con sus cosas y las ajenas, con tirar las cosas al suelo, etc…Ésta es una oportunidad genial para proponerles algo ingenioso al respecto y cambiar la dinámica, sensibilizando sobre el cuidado y respeto por los espacios comunes y compartidos.
      Click aquí


b) Compartimos nuestras intenciones y ganas de arrancar con el proceso en clase e intercambiamos impresiones, dudas y las condiciones básicas para lograr un buen comienzo.
En el Mapa Estelar vamos a encontrar pistas para comenzar:
      1. Recreemos nuestra clase, nuestro espacio
      13. Pistas para la realización de acciones


c) Revisamos el itinerario a seguir en la guía metodológica y decidimos ir por etapas, una a una, valorando qué prever en cada una de ellas. Dirígete a la selección y abordaje de la temática.




 . . .





Relación


Primera etapa de nuestra aventura: ¿Tenemos un tema sobre el que queremos trabajar?, ¿Cómo presentarlo?, ¿Qué interés tiene para el grupo?, ¿Es motivador?, ¿Qué otras ideas tiene el grupo? Sea como sea, es un momento para tantear qué posibilidades /oportunidades/ e interés existe sobre la cuestión por parte del grupo. También nos interesa ver qué cuentan otras, como lo ven otras, que nos dicen de…A veces, lo que inicialmente desconocemos o no nos dice nada, despierta la curiosidad y se vuelve interesante cuando indagamos lo que otras personas dicen, opinan o plantean.

Ni qué decir tiene que la motivación y contar con un buen clima para la comunicación son claves para comenzar nuestra aventura. Aprovechemos el Mapa Estelar para inspirarnos: 2. Bienvenidas las emociones y las motivaciones, 10. Comunicación como herramienta principal para la campaña

¿Hacia dónde nos orienta nuestra brújula? Nuestros primeros pasos conducen a los objetivos siguientes:

- Promover la motivación, el autoconocimiento y conocimiento mutuo entre el grupo de adolescentes.
- Seleccionar la temática a partir de las inquietudes e intereses del alumnado.
- Suscitar la búsqueda de información básica, el intercambio de ideas y conocimientos, el diálogo y la cohesión grupal.
- Desarrollar habilidades de comunicación para la expresión de las propias ideas/sentimientos y para el mantenimiento de una escucha activa.
- Desarrollar sentimientos de pertenencia común a un grupo y a un entorno concreto.

Se nos ocurren varios modos de comenzar la ruta:


A) Seleccionamos un documental especializado sobre el tema y se lo exponemos para comentarlo después del visionado.
      Click aquí


B) Optamos por buscar algunas actividades exploratorias, de intercambio y diálogo que nos permitan elegir y concretar la temática con el grupo.

¡Buena elección! ¿Qué tal las que aparecen a continuación?, ¿Las conocemos? ¡Todas se encuentran en la Mochila de Actividades!
      33 Telaraña conceptual
      34 Panel de Especialistas
      35 Fotos conflictivas

Ahora que ya hemos realizado algunas de las actividades de esta primera etapa, si consideramos que los objetivos se van consiguiendo, estamos en condiciones de pasar a la siguiente fase: Mi/Nuestra relación con el tema.




 . . .





Relación


¡Tenemos tema! Hemos prendido la mecha de la curiosidad y el grupo comienza a abrirse a la experiencia. Toca soplar suavemente sobre la llamita encendida y con mucho tino y cuidado, ir alimentándola poco a poco, con el material adecuado. Un modo de hacerlo es conectar la temática con nuestras vidas cotidianas, acercarlo, observar cómo realmente nos influye, afecta, concierne, interesa…El tema, como si de una fogata se tratara, ha de ganar fuerza en esta etapa de la aventura, ha de invitarnos a rodearlo sintiendo que su calor y su luz nos llega y nos reconforta.

Ponemos la atención en ver la relación existente entre la temática seleccionada y la vida cotidiana de las chavalas y los chavales del grupo. Vemos como la temática nos afecta a unas y a otros, si lo hace de la misma manera o no y también, cómo nos influye colectivamente y/o en nuestro entorno más cercano. No perdemos de vista que el grupo como tal gane fuerza a propósito de la temática. En este sentido, nuestros objetivos son:


- Suscitar la exploración, el intercambio de ideas y conocimientos, el diálogo y la cohesión grupal.
- Detectar posibilidades, oportunidades y necesidades respecto a la temática.
- Desarrollar habilidades de comunicación para la expresión de las propias ideas/sentimientos y el mantenimiento de una escucha activa.

¿Qué recursos tenemos para poner en juego en esta etapa? Veamos algunas posibilidades:

a) Les pedimos que elaboren una redacción individual sobre cómo está presente el tema en sus vidas y destacamos algunas de las que consideramos mejor escritas.
      Click aquí

b) Optamos por desarrollar actividades en las que ellas y ellos sean quienes averigüen cómo aparece la temática en sus vidas y en su entorno, al mismo tiempo que van compartiendo la experiencia con su grupo, con la clase, con otras personas…

Genial, la Mochila de Actividades contiene algunas propuestas como:
      23. Termómetro de opiniones
      36. Juego de los Triángulos
      37. Lo que menos me gusta, lo que más me gusta

c) La idea de “alimentar la llamita” con nuestra propia experiencia enciende pasiones y aparecen confrontaciones poco sanas. Nos dirigimos al Mapa Estelar y miramos algunos de los epígrafes siguientes: 6. Afrontar conflictos para avanzar y 7. Pistas para la gestión de los liderazgos y la diversidad.

Hemos optado por la opción b y el proceso avanza por lo que nos animamos a dar un nuevo paso y nos vamos a Elaboración de Ideas/Propuestas




 . . .





Elaboración


¿Tenemos fogata que nos alumbre?, ¿Anima y da calor al grupo la temática? Si ya hemos visto la enjundia que tiene el tema y se está convirtiendo en algo importante y relevante en el aula, vamos a proponer al grupo que lo muestre y lo comparta con otra gente. Entramos en el mundo de la imaginación, la creatividad y el ingenio al servicio de una motivación colectiva. Entre todas y todos ideamos qué hacer y cómo despertar el interés de otras personas por este fuego que nos entusiasma.

En esta etapa comprobaremos como el grupo es más listo que una persona sola y que una idea crece si aportamos todas. ¿Aceptamos el reto?


Nuestros objetivos en esta etapa son:
- Originar cauces para el desarrollo de la creatividad al servicio del grupo.
- Desarrollar habilidades para el trabajo en grupo.
- Desarrollo de autoestima colectiva vs competencia de ideas.
- Apreciar los beneficios de la cooperación frente a la competencia individual/grupal.

La creatividad no nos deja indiferente a nadie, hay quienes a través de ella sueñan, vuelan o salen de la forma más atrevida y original de un buen entuerto y hay quienes la temen y la ven como un obstáculo más en su caminar. ¿Qué papel vamos a darle en nuestra aventura?


a) A través de algunas actividades abiertas a su imaginación, comprobamos como las chavalas proponen ideas que chocan con las ideas de los chavales, entrando en una dinámica de rivalidad y desprecio por las ideas “del otro sexo”.
¿Hemos consultado las claves feministas para colocar la vida en el centro? Echemos un vistazo en el Mapa Estelar.

b) Les proponemos hacer una campaña a través de una obra de teatro cuyo texto ya tenemos y para ello, hacemos previamente un concurso de posters para publicitar la obra en el instituto y en su web.
      Click aquí

c) Nos lanzamos al vacío con el grupo para llenarlo de propuestas, posibilidades y ponerlas en diálogo para ver su complementariedad, viabilidad y riqueza.

¡Eso es espíritu aventurero! En la Mochila podemos encontrar algunas actividades de utilidad para esta etapa:
      38 Mural de libre expresión.
      39 Meta-deseo
      40 Brainwraiting


Si hemos optado por la opción C y ya hemos realizado alguna de las actividades, podemos ir avanzando hacia la etapa siguiente: Planificación.




 . . .





Elaboración


Lanzarnos al vacío y poner en juego la creatividad del grupo ha dado sus frutos. Ya sabemos qué es lo que queremos hacer. Después de volar, nos toca retomar el disfrute del simple caminar. Trazaremos la ruta conveniente en el mapa, los lugares ventajosos por dónde pasar, las personas aliadas, el tiempo y los recursos con los que contamos.

Nos disponemos para organizarnos, graduar la utopía y pasar de las ideas a las realidades analizando cómo hacerlo de la mejor forma posible.

Los objetivos que queremos desarrollar en esta etapa son:
- Generar un diálogo grupal apoyado en la autoafirmación, la reflexión, la negociación y el consenso.
- Adquirir recursos personales y grupales para la toma de decisiones y la organización de la acción.
- Desarrollar conocimientos y habilidades básicas para llevar las ideas a la realidad.

¿Cómo hacer un aterrizaje pluscuamperfecto?

A) Organizamos diferentes comisiones y dejamos que el alumnado decida a cuál quiere pertenecer.
      Click aquí

B) Hay algunas personas que se atascan en el proceso de toma de decisiones y de negociación, se frustran cuando el rumbo no es exactamente el que esperaban y se encuentran desmotivadas para participar en la organización de la acción.

Miremos en el Mapa Estelar:
      6. Afrontar conflictos para avanzar
      8. Recomendaciones para el trabajo en equipo.

C) Optamos por dinamizar una planificación participativa en la que ofrecer los recursos para aprender a tomar decisiones y organizarse de forma colectiva.

En la Mochila puedes encontrar la siguiente actividad:
      41. Plan Básico de Acción

¿Vamos bien? Si es así pasamos a la etapa de Ejecución y Gestión




 . . .





Gestión


Tenemos trazada la ruta a seguir en el mapa y hemos identificado todo lo que hace falta saber, hacer y tener para emprenderla en grupo y con éxito. Sólo falta…¡llevarla a cabo! Toca pasar de la teoría a la práctica y para ello conviene aclarar quién hace qué en cada momento, ir realizando y valorando las tareas que colectivamente se han definido y buscar un medio de comunicación para contarnos y contarlo todo, todito, todo. ¡¡ No olvidemos que también tenemos altavoz en la Comunidad de prácticas!!

Nuestros objetivos para esta etapa son:
- Favorecer el reparto de tareas y la asunción de responsabilidades de forma individual y colectiva.
- Fortalecer la autonomía del grupo en la puesta en marcha de las ideas construidas colectivamente.
- Desarrollar recursos para la comunicación y la difusión externa.

¿Cómo organizamos esto?

A. Dejamos que el grupo, con nuestro apoyo, sea quien se distribuya las tareas según las diversas capacidades que se reconocen, las que sienten más disfrutonas cada cual, etc.

La Mochila de Actividades puede servir de apoyo con las siguientes propuestas:
      42 Mi mejor pie
      43 Vamos a empezar ya
      44 El semáforo


B. Elaboramos un cronograma en un mural y pedimos que cada cual se apunte a una o dos tareas según las plazas disponibles para cada una.
      Click aquí

C. La clase tiene dificultad para organizarse y avanzar en la acción de forma más o menos homogénea: hay grupos que se han formado muy fácilmente y van solitos, mientras que en otros hay conflicto y se empieza a incumplir con las tareas asumidas.
Algunas pistas para abordar lo que nos va sucediendo las podemos encontrar en el Mapa Estelar:
      5. Para trabajar en grupo, algunas recomendaciones.


Para terminar…Pasamos a la fase siguiente: Evaluación




 . . .





Evaluación


¡¡Nos felicitamos por haber llegado hasta el final de la aventura!! Quizás no haya sido tal y como la habíamos imaginado pero “ha sucedido” y nos merecemos un sonoro aplauso por haberlo intentado. Nos tomamos un tiempo para recoger y compartir los sabores que ha dejado la experiencia.

Los objetivos a plantearnos son:
- Desarrollar habilidades para aprender aprendiendo, para incorporar aprendizajes en la mejora de las acciones.
- Valorar la experiencia, las diferentes habilidades, conocimientos y aprendizajes puestos en juego.
- Recoger el grado de satisfacción del grupo y su motivación para continuar con experiencias similares en el futuro.
- Pulsar la valoración de las y los docentes implicados y la posible continuidad del proyecto.
- Valorar la propia acción desarrollada.

NOTA PARA NO OLVIDAR:

La evaluación, en el proceso que estamos proponiendo, no está limitada a ser una etapa final. Si bien cobra especial protagonismo tras la puesta en marcha de la acción, es deseable contar con recursos y momentos de paréntesis para preguntarnos por la buena marcha del proceso, lo que está funcionando y lo que no, los subidones y bajones de ánimos, etc.


Tiremos de la Mochila para disponer de actividades en las que tomarnos un respiro y mirar cómo nos encontramos, qué sucede más allá de lo previsto, ajustar contratiempos…

¿Cuál es la fórmula a seguir más sabrosa?



a) Organizamos una ceremonia con tinte fiestero en la que invitamos a la dirección del Centro, a otros profesores y profesoras y alumnado, etc. Preparamos una serie de premios a la persona más creativa, a la más ordenada, al mejor liderazgo, a la más divertida, etc. .
      Click aquí

b) Proponemos una evaluación que recoja aspectos sobre todo el proceso seguido para llevar a cabo la acción de sensibilización. Nos detenemos también a reconocer qué tal nos ha sabido experimentar un proceso participativo.

En la Mochila encontraremos algunas “recetas” para elaborar el “postre”:
      20 Mural de nuestra acción.
      45 Ver para aprender.
      46 La alegría de compartir alegrías.


¡¡Salud!! …Y que nos aproveche ;)