ELIGE TU PROPIA AVENTURA SECUNDARIA


2. 2. PROPUESTAS DE ACCIÓN POSIBLES.

2.2.3 ORGANIZACIÓN.

Si habéis desarrollado la etapa anterior de “Acción Transformadora”, os damos la enhorabuena por haber conseguido vuestros objetivos y dar el paso hasta este escalón.

Puede que a través del participatest hayamos comprobado que en nuestro equipaje para el viaje que vamos a comenzar contamos con:

• Experiencia. La comunidad escolar ha desarrollado iniciativas anteriores basadas en procesos participativos y en el trabajo colaborativo. En este sentido, los chavales y las chavalas cuentan con recursos y habilidades suficientes para involucrarse activa y responsablemente en la toma de decisiones que afecta a la vida del centro educativo. También nosotras somos personas con experiencia anterior en este tipo de procesos.

• Apoyos. Tenemos vinculación y apoyos decididos por parte de la comunidad educativa y también hay posibilidades de contar con la colaboración de alguna entidad juvenil y/ educativa del entorno.

• Tiempo. Existe disponibilidad suficiente por todas las partes implicadas para emprender esta aventura. Al menos requerimos de un curso escolar completo con vocación de permanencia.

En este itinerario trabajamos la participación como tal, dotando al grupo de los recursos necesarios para que tomen conciencia que, para cambiar y responder a retos, necesidades y anhelos propios, es importante estar y contar con espacios y estructuras colectivas como el Consejo Escolar, la Asambleas, etc. Que tales espacios es deseable respondan a un proceso de toma de decisiones basado en el diálogo permanente entre los diferentes agentes de la comunidad educativa de la que ellos y ellas son parte aportando su grano de arena. Y finalmente, en la medida en que están en conexión con otros agentes juveniles, educativos y sociales del territorio, las chavalas y los chavales se vuelven también permeables a colaborar e implicarse con estos.


PARA NO OLVIDAR:

La temática es la propia participación de ellos y ellas en la vida y la gestión del aula y del centro. Y la metodología es también participativa y procesual, por lo que perseguimos completar las etapas siguientes:



Con estas premisas, el objetivo que nos proponemos para todo el itinerario es:

Lograr que el alumnado se organice junto con otras y otros para establecer cauces y estructuras colectivas e integradoras en las que generar procesos participativos vinculados a la toma de decisiones relativas al centro.

Tomar conciencia del poder de la propia voz y de la fuerza del trabajo colectivo para cambiar lo que no nos gusta o para trazar rutas más cercanas a nuestros sueños y deseos, es sencillamente la aventura de las aventuras. El futuro se amplifica y enriquece de posibilidades y retos a nuestro paso.

Ante ello, mujeres y hombres valientes ¿cuál es el punto de partida? Compartamos los mapas y estrategias para iniciar la gran aventura:

a) Organizamos unas jornadas de apertura del curso, abiertas a toda la comunidad educativa y a otros agentes educativos y juveniles del entorno. Comenzamos con un vídeo donde hemos recapitulado imágenes de actividades y campañas hechas con los niños y las niñas durante cursos anteriores. Seguimos con una ponencia de una persona experta en la materia y terminamos con la presentación de un decálogo de la participación que hemos elaborado y que algunos niños y niñas escogidos leen en voz alta. Click aquí

b) Realizamos algunos encuentros previos entre los diversos agentes educativos. Compartimos nuestras intenciones e intercambiamos impresiones, el papel que queremos tener durante el proceso, las dudas y las condiciones necesarias para lograr abrir un proceso de estas características. El Mapa Estelar contiene algunas orientaciones que nos pueden servir de ayuda: 9. Coordinación y trabajo en Red con otros agentes sociales.

c) Revisamos el itinerario a seguir en la guía metodológica y decidimos ir por etapas, una a una, valorando qué prever y cómo planificar cada una de ellas. Comenzamos por Abordaje de la temática




 . . .





Temática


Primera etapa de nuestro viaje: ¿Qué es la participación?, ¿Quién participa en el aula y en el centro?, ¿Cómo se participa?, ¿Cuáles son los contenidos y las características de la participación existente?, ¿Cómo es la participación en la vida en general?

Es un momento para explorar el significado y la experiencia de participación que hay en el centro y en el territorio en general. Rastreamos la experiencia existente hasta la fecha y observamos el interés que despierta para el grupo. A veces, lo que inicialmente desconocemos o no nos dice nada, despierta la curiosidad y se vuelve interesante cuando descubrimos lo que otras personas dicen, opinan o plantean. Por ello, invitamos al grupo a que haga extensiva sus indagaciones entre la comunidad educativa y también entre otros agentes juveniles y educativos del entorno. Nos interesa descubrir qué cuentan otras, como lo ven otras, que nos dicen de…

La motivación y contar con un buen clima para la comunicación son claves para apasionarnos con este viaje, por lo que contamos con recursos que contengan estos ingredientes para enriquecer los sabores de la experiencia investigadora. No dejemos de acudir al Mapa Estelar y por supuesto, ¡tenemos voz en la Comunidad de Prácticas!

Nuestros objetivos en esta primera etapa son los siguientes:

- Explorar individual y colectivamente qué es la participación.
- Levantar un debate sobre el protagonismo de la población adolescente en la gestión de la vida del centro educativo.
- Realizar una exploración diagnóstica de los organismos de participación y de toma de decisiones que existen en el centro, cómo funcionan y cómo les gustaría que fueran.

NOTA PARA NO OLVIDAR:

Existen dos cuestiones que son muy importantes que formen parte de nuestro tema en todas las etapas del itinerario:

1. En la medida que la participación en la toma de decisiones afecta a la vida de mujeres y hombres, es imprescindible introducir en nuestra exploración una mirada feminista para asegurar que nuestro proceso avanza en la reducción de las desigualdades y el logro de la equidad independientemente de nuestro sexo-género, origen geográfico, etc…

2. De manera similar, en la medida que la participación en la toma de decisiones afecta a las condiciones de vida y al uso que hacemos y promovemos de los recursos, también es necesario contemplar desde el inicio una visión crítica, responsable y constructiva atendiendo a criterios de sostenibilidad.

HUH?!!... Para saber a qué nos referimos consulta la Guía Didáctica:
2. PONER LA VIDA EN EL CENTRO: Feminismos y sostenibilidad fuerte
y el Mapa Estelar:
3. Claves feministas para colocar la vida en el centro y
4. Algunas claves desde la sostenibilidad para colocar la vida en el centro

Se nos ocurren varias fórmulas interesantísimas para comenzar con el tema:

A) Les damos algunos datos numéricos para que hagan porcentajes y medias en grupo sobre la distribución de presencia en el Consejo Escolar, cuantas entidades juveniles hay en la localidad según tipos, etc. Así aplican conocimientos matemáticos a un contexto real, aprenden a hacer gráficos y a exponerlos en clase!
      Click aquí

B) Optamos por desarrollar actividades exploratorias, basadas en el intercambio y diálogo, que nos permitan investigar sobre la participación en el centro y fuera del mismo.
CLICA AQUÍ: ¡Buena elección! ¿Qué tal las que aparecen a continuación?, ¿Las conocemos?¡Todas se encuentran en la Mochila de Actividades!
      62. Modelando una definición de participación
      63. Diagrama de Venn
      64 Visualización de tarjetas

C) Les encanta la temática y han encontrado información muy interesante para compartir con el resto del grupo. Entre el entusiasmo y la variedad de opiniones existentes, les cuesta centrar el diálogo, hacerse entender y consensuar las primeras conclusiones. Ojeamos a ver qué propone el Mapa Estelar, en el apartado 11. Recomendaciones para la gestión de debates

Ahora que ya hemos realizado algunas de las actividades de esta primera etapa, si consideramos que los objetivos se van consiguiendo, estamos en condiciones de pasar a la siguiente fase: Mi/Nuestra relación con el tema.




 . . .





Relación


Tenemos una primera aproximación sobre qué es la participación y cómo sucede en nuestro entorno. Ahora vamos a acercar el tema a sus vidas para ver cómo está presente en su día a día, en el aula, en el discurrir del centro y cómo eso les influye, afecta, interesa… Toca hacer del tema, nuestro tema. También es una etapa para preguntarse por qué la participación en sus vidas es la que es, qué posibilidades hay de cambiarla y mejorarla y de qué dependen que esos cambios se produzcan. Volvemos la mirada nuevamente a la comunidad educativa y al ámbito educativo para conocer otras fórmulas posibles en torno a la participación.

El grupo toma conciencia de la importancia y del aprecio de la participación, también de las condiciones necesarias que se han de dar para que la misma se produzca. Se comienzan a esbozar opciones y oportunidades de transformación.

Los objetivos que caracterizan esta etapa son:

- Analizar cómo me/nos implicamos.
- Analizar qué capacidad de decisión tenemos
- Identificar otras formas de participación existentes en el aula/centro y valorar cómo funcionan, si les gusta o no, les otorga protagonismo…
- Explorar fórmulas para implicar a la comunidad educativa en la búsqueda de ideas, saberes y experiencias previas en torno a la participación del alumnado en las decisiones del centro.

¿Cómo vamos a transitar por esta etapa? Veamos algunas posibilidades:


A) Elaboramos un cuestionario con preguntas cerradas y se lo pasamos al alumnado para que respondan. También le entregamos uno similar para que busquen diversas personas que lo cumplimenten. Con toda la información recogida, sacamos un informe y organizamos una charla para presentarlo.
      Click aquí

B) Optamos por desarrollar actividades en las que ellas y ellos sean quienes averigüen cómo aparece la temática en sus vidas y en su entorno. Así, llegarán a conclusiones sobre el estado de la cuestión a partir de diversos puntos de vista y contemplaran algunas opciones de cambio y mejora.
CLICA AQUÍ: Genial, la Mochila de Actividades contiene algunas propuestas como:
      65. Jurado 13
      26. Yo me pringo, tú te pringas Ay ¿podemos pringarnos?

C) El grupo cae en desánimo. Se dan cuenta que la participación está lejos de ser la deseable pero, al mismo tiempo, no creen que puedan hacer nada por cambiar las cosas. Abundan sentimientos de impotencia y en menor medida, momentos de enfado… No olvidemos que nuestra acción mueve ideas y también emociones y sentimientos. Miremos el Mapa Estelar:
      2. Bienvenidas las emociones y las motivaciones.

Hemos optado por la opción b y el proceso avanza por lo que nos animamos a dar un nuevo paso y nos vamos a Elaboración de Ideas/Propuestas




 . . .





Elaboración


“No estamos locos que sabemos lo que queremos, vive la vida igual que si fuera un sueño”, ¿recordamos esta canción? Pues podría ser la banda sonora que pone música a esta etapa de nuestro viaje.

Sabemos qué es la participación, qué características tienen en nuestro entorno inmediato, en la vida del aula y del centro, cómo nos influye, nos condiciona, nos posibilita. También sabemos que podemos generar cambios en algunos de estos contextos y tenemos algunas ideas de por dónde queremos ir haciendo el camino. Y que no estamos en soledad en esta aventura. Contamos con otras ideas y apoyos del resto de la comunidad educativa y también, con agentes externos a los que les interesa lo que está ocurriendo en el centro y están dispuestos a colaborar. ¡Soplan vientos favorables para navegar!

Este es el momento de poner de manifiesto la importancia de imaginar en colectivo, de comprobar que el grupo es más listo que una persona sola y que una idea puede crecer si recogemos aportaciones de diversas aguas y fuentes. ¿Aceptamos el reto?

Nuestros objetivos en esta etapa son:

- Desarrollar capacidades para definir modelos de organización y toma de decisiones inclusivos, horizontales y participados
- Definir de forma conjunta, cuáles son las “reglas del juego” para participar y tomar decisiones de forma colaborativa e inclusiva.
- Desarrollar capacidades para incorporar a “otras” en la elaboración de propuestas
- Promover el desarrollo de un liderazgo inclusivo en relación con otras.

La creatividad no nos deja indiferente a nadie, hay quienes a través de ella surcan los mares de toda la tierra y hay quienes la temen o muestran incredulidad y prefieren conformarse con cruzar la piscina en una colchoneta. ¿Cómo manejarse entre lo quimérico, lo deseable, lo posible y lo improbable?

A) A través de algunas actividades abiertas a su imaginación, comprobamos como aparecen propuestas muy diferentes que dan lugar a una dinámica de rivalidad y desprecio por las ideas “del otro”. Que no cunda el pánico, en el Mapa Estelar encontraremos gran cantidad de pistas. ¿Qué tal si miramos, por ejemplo, 6. Afrontar conflictos para avanzar. y 7. Pistas para la gestión de los liderazgos y la diversidad.

B) Les ofrecemos una batería de acciones posibles para que por grupos elijan las tres que más les gusta y desarrollen una campaña.
      Click aquí

C) Nos lanzamos con el grupo para formular propuestas y posibilidades poniéndolas en diálogo para ver su complementariedad, viabilidad y riqueza.
CLICA AQUÍ: ¡Con viento en popa y a toda vela! En la Mochila podemos encontrar algunas actividades de utilidad para ésta etapa:
      66. Imaginando la vida en el centro
      67. El árbol de la participación
      56. Erase más claro que el agua


Si hemos optado por la opción c y ya hemos realizado alguna de las actividades, podemos ir avanzando hacia la etapa siguiente: Planificación.




 . . .





Elaboración


Poner en juego la creatividad del grupo a la búsqueda de generar cambios posibles y en colaboración con otros agentes educativos y sociales, ha comenzado a dar sus frutos. Ya sabemos qué es lo que queremos hacer.

Aspiramos ahora a convertirnos en equilibristas. Desarrollamos las habilidades y estrategias necesarias para hacer realidad la participación que queremos, lo cual conlleva reconocer los pasos, los agentes implicados, los tiempos y recursos para organizar la toma de decisiones.

Los objetivos que queremos desarrollar en esta etapa son:

- Aprender a definir aspectos importantes en cuanto a la organización y la toma de decisiones.
- Identificar los pasos claves y los requisitos para planificar la participación.
- Desplegar fórmulas colaborativas para organizarse, comunicarse, trabajar en grupo y con otras.

Pensamos cómo hacerlo y surge lo siguiente:

a) Preparamos un cuadro de doble entrada con tareas y fechas y colocamos a las chavalas y los chavales más destacados para que a su vez, ellas y ellos elijan al resto de las personas que van a conformar cada equipo.
      Click aquí

b) Aparecen varias formas de liderar la planificación, en la que se ponen de manifiesto los roles de género. En necesario hacer una parada para trabajar lo que sucede. Tenemos pistas en el Mapa Estelar:
      3. Claves feministas para colocar la vida en el centro.

c) Optamos por dinamizar una planificación participativa en la que ofrecer los recursos para aprender a tomar decisiones y a organizarse de forma colectiva junto con otros agentes.

CLICA AQUÍ: En la Mochila podemos encontrar las siguientes actividades:
      68. Zapatos para la acción
      29. Nuestro ideario colectivo
      41. Plan Básico de Acción


¿Vamos bien? Si es así pasamos a la etapa de Ejecución y Gestión




 . . .





Gestión


Hemos identificado todo lo que hace falta saber, hacer y tener para emprender el modelo de participación que hemos diseñado. Toca pasar de la teoría a la práctica. Para ello, conviene aclarar quién hace qué en cada contexto de participación, ir realizando y valorando las tareas que colectivamente se han definido para cada una de las partes y buscar medios y fórmulas de comunicación para contarnos y contarlo todo, todito, todo. ¡Otra participación es posible! ¡¡No olvidemos contarlo también en la Comunidad de Prácticas!!

Nuestros objetivos para esta etapa son:
- Aprender a definir de manera consensuada acuerdos, maneras de decidir, negociación, espacios de participación y ejecutarlos.
- Desarrollar habilidades para la colaboración y cooperación entre sí y con otras.
- Aprender a dinamizar espacios de participación.
- Desarrollar recursos permanentes para la comunicación y la difusión interna/externa de quienes forman parte de los diversos espacios de participación.

¿Cómo prevemos la experiencia?

A. Dejamos que el grupo, con nuestro impulso y en contacto con el resto de agentes protagonistas, sea quien se organice y distribuya sus tareas según las diversas capacidades que se reconocen, las habilidades, las preferencias, etc.

CLICA AQUÍ: La Mochila de Actividades nos puede servir de apoyo con las siguientes propuestas:
      69. La subasta
      58. Currículum Grupal
      43. Vamos a empezar ya

b) Elaboramos un blog en el que publicamos un calendario y los vamos actualizando con noticias y reflexiones periódicas que vamos ilustrando con imágenes del alumnado, fragmentos recogidos de sus trabajos, presentaciones, etc.
      Click aquí

c) Las primeras asambleas se hacen interminables, falta naturalidad, cuesta llegar a conclusiones y a una toma de decisiones satisfactoria. Ojeamos el Mapa Estelar y encontramos el apartado:
      12. Recomendaciones para hacer una asamblea.

Para terminar…Pasamos a la fase siguiente: Evaluación




 . . .





Evaluación


¡¡La aventura de la participación ha comenzado!! Quizás no esté siendo tal y como la habíamos imaginado pero la estamos haciendo posible y nos merecemos un sonoro aplauso por haberlo intentado con todas las partes implicadas en el proceso.

¿Cuáles están siendo los cambios visibles en los diferentes contextos de participación?, ¿Qué ha supuesto para cada uno de los agentes protagonistas?, ¿Qué percibimos que funciona fetén?, ¿En qué aspectos del proceso detectamos mayores dificultades?, ¿Cómo prevemos mantener los logros en el tiempo?

Nos detenemos para recoger y compartir los aprendizajes, emociones y sentimientos que la experiencia está dejando a lo largo del recorrido. Buscaremos diferentes momentos y estrategias para compartir y valorarla el grupo a solas, con otros agentes, all together…

Los objetivos a plantearnos son:
- Adquirir habilidades para la evaluación y seguimiento de órganos de participación
- Adecuar los espacios de participación a la realidad y necesidades de la comunidad educativa.
- Valorar la experiencia, el impacto generado en la vida del aula/centro y las diferentes habilidades, conocimientos y aprendizajes puestos en juego.

NOTA PARA NO OLVIDAR:

La evaluación, en el proceso que estamos proponiendo, no está limitada a ser una etapa final. Si bien cobra especial protagonismo tras la puesta en marcha de la acción, es deseable contar con recursos y momentos de paréntesis para preguntarnos por la buena marcha del proceso, lo que está funcionando y lo que no, los subidones y bajones de ánimos, etc.

Tiremos de la Mochila para disponer de actividades en las que tomarnos un respiro y mirar cómo nos encontramos, qué sucede más allá de lo previsto, ajustar contratiempos…

¿Cuál es la fórmula a seguir?


a) Organizamos una ceremonia con bombo y platillo en la que invitamos a todas las partes implicadas, presentamos lo que hemos impulsado y damos una serie reconocimientos de mano de la dirección del Centro o de alguna personalidad institucional de relevancia.
      Click aquí

b) Proponemos una metodología de evaluación que recoja aspectos cuantitativos y cualitativos durante todo el proceso para ver los logros en relación con la acción de transformación y con el propio proceso vivido. Hacemos partícipe a todas las partes implicadas de los momentos de evaluación.

En la Mochila de Actividades encontraremos algunas propuestas:
      60. Ahora, antes, después
      70. Estaciones para evaluar
      46. La alegría de compartir alegrías


¡Salud y Alegría!