ELIGE TU PROPIA AVENTURA EDUCACIÓN PRIMARIA

Si estamos en este punto es porque previamente hemos leído y reflexionado con la guía didáctica y hemos desarrollado el participatest y la ameba. Ya tenemos una idea aproximada del modelo de proceso que nos apetece y /o podemos desarrollar teniendo en cuenta todas los aspectos que nos propone el autodiagnóstico. Ahora continuaremos con el “elige tu propia aventura” podremos ir seleccionando entre las diferentes propuestas que nos ofrece el itinerario y aprendiendo de todas las sorpresas que nos depare hasta completar el camino (o el trozo del camino que aquí se describe) , … ya que esperamos que continúe durante toda la vida.


3. PROPUESTAS DE ACCIÓN POSIBLES.

3.1. Sensibilizar.

Tras el resultado del participa-test hemos optado por el desarrollo de un proceso participativo en el que el alumnado sea capaz de organizarse y desarrollar bien una acción puntual de sensibilización, bien un proceso de toma de decisiones colectiva respecto al funcionamiento de la propia clase.

Esta propuesta podría ir en la línea de elaborar, poner en marcha y evaluar (todo de manera colectiva y participada) una acción de sensibilización con el resto de la comunidad educativa como la organización del Día Mundial de Medio Ambiente, una campaña educativa no sexista, día de la Paz, etc. O un proceso de toma de decisiones colectiva respecto al funcionamiento de la propia clase.

Recuerda que estos itinerarios, así como la caja de herramientas que proponemos son orientativos, te sujerimos que pruebes, re-crees-inventes y sobre todo adaptes a la realidad del grupo. ¡Ah! Y no olvides echadle un ojo al resto de la mochila de actividades.

El desarrollo de este tipo de acciones suele ser muy gratificante nos aproximan a las prácticas participativas y participadas, y no albergan demasiada complejidad. ¡Seguro que lo disfrutamos!


Los objetivos que nos planteamos para el proceso completo son:

• Realizar un itinerario educativo con las niñas y los niños que parta de sus centros de interés para favorecer el descubrimiento de habilidades y conocimientos individuales y colectivos así como la expresión de las emociones.

• Que el alumnado sea capaz de organizarse y desarrollar una acción puntual, preferentemente de sensibilización, con el resto de la comunidad educativa.

El tiempo estimado para su desarrollo es cómo mínimo un trimestre. Aproximadamente 1 sesión a la semana.

No debemos olvidar que independientemente de la opción que vayamos a desarrollar conviene completar las siguientes fases:


NOTA PARA NO OLVIDAR:
Existen dos cuestiones que son muy importantes que formen parte de nuestro tema en todas las etapas del itinerario:

1. En la medida que afecta a la vida de mujeres y hombres, independientemente de la temática que escojamos, es imprescindible introducir en nuestra exploración una mirada feminista para asegurar que nuestro proceso avanza en el logro de la igualdad de oportunidades y posibilidades independientemente de nuestro sexo-género, origen geográfico, etc…

2. De manera similar, en la medida que el tema afecta a las condiciones de vida y al uso que hacemos y promovemos de los recursos, también es necesario contemplar desde el inicio una visión crítica, atendiendo a criterios de sostenibilidad a la hora de tomar nuestras decisiones.

Para saber a qué nos referimos consulta la Guía Didáctica y el “Mapa Estelar”:
3. Claves feministas para colocar la vida en el centro y
4. Algunas claves desde la sostenibilidad para colocar la vida en el centro



Antes que nada miremos la organización de la clase: ¿Facilita la participación?, si no es así recomendamos revisar el “Mapa Estelar”:
      1. Recreemos nuestra clase, nuestro espacio

Vamos a iniciar una aventura apasionante, la aventura de “la participación”, pero antes no olvidéis que es muy importante que hayamos revisado los mapas y seleccionado las rutas y caminos que seguiremos ¿Estáis listas? Pues aquí viene la primera prueba, ¿Qué camino elegiremos…?

a) Optamos por plantear un concurso de cómics sobre la campaña para que el alumnado participe.
      Click aquí

b) Plantemos el tema en clase para iniciar un proceso. Dirígete a la selección y abordaje de la temática.




 . . .





Temática


En esta fase vamos a plantear el tema sobre el que queremos trabajar. Conviene presentarlo y tantear qué posibilidades /oportunidades/ e interés existe sobre la cuestión por parte del grupo. También es el momento de ver qué cuentan otras, como lo ven otras, que nos dicen de… En este caso nos atrevemos a proponer que se plantee una temática definida (suponemos que si estamos en este itinerario el grupo tiene poca o ninguna experiencia en procesos participativos). Aunque si atendiendo a las características del grupo, consideramos que es interesante que lo planteen las niñas y los niños ¡adelante! Y no olvidemos contar la experiencia:

(Ver guía didáctica: construcción de una comunidad de prácticas).

¡Recién iniciamos nuestra aventura! así que es un momento crucial para motivarnos, y crear el clima adecuado para el proceso colectivo.

Los objetivos que debemos perseguir en esta fase son:

- Seleccionar la temática.
- Adquirir habilidades individuales y grupales para realizar búsquedas de información básica sobre un tema.
- Promover la motivación, el autoconocimiento y conocimiento mutuo entre los niños y las niñas.
- Crear un clima distendido que facilite la participación.
- Adquirir habilidades de comunicación para la expresión de las propias ideas/sentimientos, la escucha y la aceptación de ideas/sentimientos diferentes a los propios.
- Trabajar en grupo respetando y apreciando las diferencias personales.


¿Y qué actividades podemos sacar de la mochila y poner en marcha para conseguir estos objetivos?

A) Le damos al grupo una charla sobre el tema
      Click aquí


B) Analizando nuestra mochila vemos qué herramientas nos van a venir bien para este tramo de la aventura. Desarrollamos las siguientes actividades de la mochila:

      1. Exposición dialogada
      2. Calamón-camaleón.
      3. ¿Qué sabemos de? (trabajo en grupo y puesta en común)

Si hemos optado por la opción B, una vez hayamos realizado al menos alguna de estas actividades de la mochila y si consideramos que los objetivos de la fase se van consiguiendo.
Click aquí: Mi/nuestra relación con la temática.




 . . .





Relación


¡Ya estamos en marcha!, hemos seleccionado el tema, y ahora vamos a buscar realmente cómo este tema nos influye, afecta, concierne, interesa…

Es importante que el tema seleccionado sea o se convierta en un tema relevante y significativo para el grupo. ¡Ya hemos comenzado nuestra aventura y nos debemos asegurar de que realmente estamos lo suficientemente interesadas para llevarla hasta el final! De ahí la necesidad de poner de relevancia las relaciones existentes entre el tema seleccionado y la vida cotidiana de las niñas y niños del grupo.

Los objetivos a alcanzar en esta etapa son:

- Resaltar nuestra (mí y con otras) relación con la temática.
- Suscitar la exploración, el intercambio de ideas y conocimientos y el diálogo grupal.
- Adquirir habilidades de comunicación para la expresión de las propias ideas/sentimientos, la escucha y la aceptación de ideas/sentimientos diferentes a los propios.
- Trabajar en grupo respetando y apreciando las diferencias personales.

Muy bien, pero ahora ¿Qué vamos a sacar de la mochila?

A) Decididimos elaborar unas fichas en las que el grupo sea capaz de unir con flechas algunos aspectos relevantes.
      Click aquí

B) Decidimos acudir a la caja de herramientas y poner en práctica alguna de ellas.
Para este momento de nuestra aventura las actividades de la mochila que os sugerimos son:

      4. Yo opino-tú opinas (pictogramas y relatos). Sobre el mundo opinamos…

Si hemos optado por la opción b, una vez hayas desarrollado las actividades que encontramos en la mochila con el grupo ya nos podemos dirigir a la fase siguiente. Click aquí

C) En el grupo han surgido algunas dificultades, y decidimos pararnos y analizar cómo mejorar el ambiente para facilitar un clima que favorezca la participación de todo el grupo.
Si nos encontramos en la opción C, vamos al “Mapa Estelar”:

      6. Afrontar conflictos para avanzar.




 . . .





Elaboración


Esto se está poniendo cada vez más interesante, ya hemos visto que chicha le podemos sacar al tema seleccionado, qué relación tiene con nuestra vida, por qué lo consideramos importante y por qué consideramos que es importante mostrarlo a las demás. Ahora viene el momento de proponer ideas de manera colectiva. De pensar e imaginar entre todas y todos qué hacer, cómo despertar el interés de las otras personas, …

Vamos a poner de manifiesto la importancia de imaginar en colectivo, de comprobar que ¡el grupo es más listo que una persona sola!, y que una idea puede crecer si aportamos todas.

Los objetivos que perseguimos en esta fase son:

- Originar cauces para el desarrollo de la creatividad individual y colectiva.
- Trabajar en grupo respetando y apreciando las diferencias personales.
- Desarrollo de autoestima colectiva vs competencia de ideas
- Desarrollo habilidades personales y grupales para priorizar propuestas.

Buen momento, la creatividad es una herramienta fundamental que no debe faltar en la mochila de las personas amantes de la aventura.

Pero esto como se consigue.

A) Le damos una lista de posibilidades para que el grupo elija cual quiere desarrollar.
      Click aquí

B) Consideramos importante que el propio grupo elabore las propuestas de manera colectiva.
Si optamos por la opción B te recomendamos que busques en la mochila:

      5. Lluvia de ideas
      6. Priorizando que es gerundio.

¿Cómo vamos? ¿Vamos bien?. Pasa a la siguiente fase.




 . . .





Planificación


Mientras miramos el sorprendente paisaje de la participación, nos detenemos a observar desde donde veníamos: habíamos empezado lento paso a paso pero ahora caminamos a buen ritmo… Ya hemos seleccionado el tema, el grupo está motivado y participa. Tenemos claro cuál es nuestra propuesta, qué es lo que queremos hacer. Ahora debemos hacer todo lo posible por graduar la utopía, por pasar de ideas a realidades, para ello toca organizar cómo lo hacemos.

Los objetivos que buscaremos desarrollar en esta etapa son:

- Desarrollo de habilidades personales y grupales para llevar las ideas a la realidad.
- Generar diálogo que impliquen cierto grado de negociación y consenso.
- Descubrir formas colaborativas de organizarse, comunicarse y trabajar en grupo.
- Priorización y organización de tareas. De la idea a la realidad.

Y ahora ¿qué?, ¿cómo seguimos?

A) Elaboramos una lista de tareas y repartimos las tareas por grupos o personas.
      Click aquí

B) Optamos por una planificación participada y participativa.
Si estamos en esta opción y nos gustaría tener una ayudita recomendamos la actividad:

      7. ¿Qué hay que hacer aquí? El mosaico de la planificación.

¿Planificación completa? Pasamos a la fase siguiente: Ejecución y gestión.




 . . .





Gestión


Nuestra aventura está muy avanzada. Ya hemos definido todo lo que hace falta hacer, saber y tener para poder llevar a buen puerto la propuesta del grupo. Ahora faltaría llevarlo a la realidad. En primer lugar conviene aclarar quién hace qué y después que se ejecuten las diferentes tareas asumidas.

Los objetivos que nos planteamos para esta etapa son:

- Favorecer el reparto de tareas y la asunción de responsabilidades de forma individual y colectiva.
- Apoyar la puesta en marcha de sus propias ideas y habilidades individuales y grupales para desarrollar una acción colectiva.

¿Cómo organizamos esto?

A. Repartimos las tareas en función de cómo consideramos que tienen que estar repartidas.
      Click aquí

B. Consideramos importante que sean las propias personas del grupo quienes asuman las tareas que más les apetece y/o se sientan capaces, etc
Si optamos por la opción B recomendamos las actividades de la mochila:

      8. ¿Quién hace qué?
      9. ¿Nos contamos lo que hacemos?

Para el desarrollo de esta fase también sugerimos visitar el “Mapa Estelar” en los apartados:

      5. Para trabajar en grupo, algunas recomendaciones.
      8. Recomendaciones para el trabajo en equipo.
      13. Pistas para la realización de acciones.

Y antes de terminar… Siguiente fase.




 . . .





Evaluación


Nuestra aventura está a punto de finalizar (o al menos este tramo), el camino ha sido muy largo y quizás con alguna complicación que hemos ido solventando colectivamente. Ya hemos desarrollado nuestra campaña y ahora nos toca analizar cómo ha ido todo.


Los objetivos que nos planteamos en esta etapa son:
- Desarrollo de habilidades para aprender aprendiendo, para incorporar aprendizajes en la mejora de las acciones.
- Valorar la experiencia, las diferentes habilidades, conocimientos y aprendizajes puestos en juego.
- Recoger el grado de satisfacción del grupo y su motivación para continuar con experiencias similares en el futuro.
- Pulsar la valoración de las y los docentes implicados y la posible continuidad del proyecto.
- Valorar la propia acción desarrollada.

Sería óptimo evaluar el proceso e incluso tantear la posibilidad de aventuras futuras. Abrimos la mochila por última vez en un tiempo… ¿Qué herramientas seleccionamos esta vez?

A. Elaboramos un cuestionario con cuestiones a valorar del 1 al 5.
      Click aquí

B. Optamos por desarrollar una evaluación que integre tanto aspectos cuantitativos como cualitativos, y teniendo en cuenta que nos interesa obtener información tanto del resultado de la acción diseñada y ejecutada, como del propio proceso participativo.
Si hemos optado por la opción B proponemos desarrollar la actividad:

      10. El supermercado de la participación.

Esperamos que os haya resultado interesante y enriquecedor todo el proceso. ¡Y no olvidemos compartir la experiencia en la comunidad de prácticas!

Salud.