ELIGE TU PROPIA AVENTURA EDUCACIÓN PRIMARIA

Si estamos en este punto es porque previamente hemos leído y reflexionado con la guía didáctica y hemos desarrollado el participatest y la ameba. Ya tenemos una idea aproximada del modelo de proceso que nos apetece y /o podemos desarrollar teniendo en cuenta todas los aspectos que nos propone el autodiagnóstico. Ahora continuaremos con el “elige tu propia aventura” podremos ir seleccionando entre las diferentes propuestas que nos ofrece el itinerario y aprendiendo de todas las sorpresas que nos depare hasta completar el camino (o el trozo del camino que aquí se describe) , … ya que esperamos que continúe durante toda la vida.


3. PROPUESTAS DE ACCIÓN POSIBLES.

3.3. Organizarnos para participar.

Tras el resultado del participa-test hemos optado por el trabajo sobre nuestra organización y sistema de toma de decisiones, vamos a tener como eje fundamental la participación; como método y como contenido en sí mismo. En este itinerario buscaremos impulsar que se generen espacios asamblearios vivos a través de los cuáles el alumnado participe, de forma cotidiana, en los procesos de toma de decisiones de su entorno educativo.
Buscaremos generar estructuras en las que el alumnado se organice para aprender a canalizar, a manifestar y a tomar decisiones de forma corresponsable y en diálogo con los otros y las otras. Un ejemplo de esto sería la organización de Asambleas permanentes de alumnas y alumnos.



En este caso los objetivos que nos planteamos para el proceso completo.

• Organizar y establecer cauces y estructuras para poder participar de la toma de decisiones relativas al centro de manera permanente.
• Constituir asambleas permanentes de alumnas y alumnos.
• Generar espacios participativos vivos a través de los cuáles el alumnado participe, de forma cotidiana, en la toma de decisiones de su entorno educativo.

Recuerda que estos itinerarios, así como la caja de herramientas que proponemos son orientativos, te sujerimos que pruebes, re-crees-inventes y sobre todo adaptes a la realidad del grupo. ¡Ah! Y no olvides echadle un ojo al resto de la mochila de actividades.

Se recomienda un periodo mínimo de un curso escolar siendo deseable su continuidad.

No debemos olvidar que independientemente de la opción que vayamos a desarrollar conviene completar las siguientes fases:

NOTA PARA NO OLVIDAR:

Existen dos cuestiones que son muy importantes que formen parte de nuestro tema en todas las etapas del itinerario:

1. En la medida que afecta a la vida de mujeres y hombres, independientemente de la temática que escojamos, es imprescindible introducir en nuestra exploración una mirada feminista para asegurar que nuestro proceso avanza en el logro de la igualdad de oportunidades y posibilidades independientemente de nuestro sexo-género, origen geográfico, etc…

2. De manera similar, en la medida que el tema afecta a las condiciones de vida y al uso que hacemos y promovemos de los recursos, también es necesario contemplar desde el inicio una visión crítica, atendiendo a criterios de sostenibilidad a la hora de tomar nuestras decisiones.

Para saber a qué nos referimos consulta la Guía Didáctica y el “Mapa Estelar”:
3. Claves feministas para colocar la vida en el centro y
4. Algunas claves desde la sostenibilidad para colocar la vida en el centro

Participar del mundo que nos rodea es probablemente una de las mayores aventuras que podemos emprender. Ser protagonistas y responsables de nuestra toma de decisiones, y saber cómo organizarnos y gestionarlo, son herramientas todas que nos van a abrir muchas puertas en aventuras futuras. Mientras antes empecemos a aprender y adquirir los conocimientos y experiencias necesarias para tomar parte en las decisiones que nos atañen mucho mejor. Yo no sé a vosotras, pero a mí en el colegio poca oportunidad me daban para participar, de hecho nunca me hablaron de esto. Me limitaba a asistir a clase, hacer mis deberes y estudiar para los exámenes, eso sí, podía actuar en la obra de fin de curso…

A participar se aprende participando por eso planteamos un itinerario que nos lleve a reflexionar y llevar a la realidad la práctica de la participación, proponiendo como no, metodologías participativas… ¿A que parece un trabalenguas?

Vamos a iniciar nuestra aventura, es importante que hayamos analizado previamente los mapas para no perdernos en el camino. Aquí viene la primera bifurcación en nuestro camino.

a) Plantemos que hagan un trabajo (individual) sobre participación consultando bibliografía, internet, etc… para después evaluarlo y que constituya un porcentaje de la “nota final”.
      Click aquí

b) Planteamos el tema en clase para iniciar un proceso. Haz click aquí




 . . .





Relación


En este caso la temática a abordar es la propia participación, analizar las maneras y contextos que ya tenemos para participar, y esbozar nuevas fórmulas, canales y contextos en los que el grupo podrá tomar parte de diferentes aspectos en el contexto escolar. Deberemos esclarecer y reflexionar colectivamente sobre la participación y perfilar los diferentes mecanismos por los que tenemos la posibilidad de participar en la vida en general, y en el contexto educativo en particular.

Es el punto de partida de nuestra aventura así que es un momento crucial para motivarnos, y crear el clima adecuado para el proceso colectivo.

Los objetivos que debemos perseguir en esta fase son:

- Crear un clima distendido que facilite la participación.
- Detectar las concepciones previas que puede tener el grupo sobre el tema.
- Explorar individual y colectivamente qué es la participación.
- Explorar las decisiones en las que queremos y/o podemos participar y en las que no.

Vamos a encargarnos de acompañar al grupo durante todo el proceso. Y este es el comienzo de la aventura, por esto ahora toca proponer actividades para conseguir estos objetivos ¿Qué sacamos de la mochila?

A) Le damos al grupo una charla sobre el tema
      Click aquí

B) Optamos por desarrollar las actividades de la mochila…
      23. Termómetro de opiniones.
      24. La máquina de la participación.
      25. Juegos de Rol y de situación.

Si hemos optado por la opción B, una vez realizada al menos alguna de estas actividades de la mochila y si consideramos que los objetivos de la fase se van consiguiendo podemos pasar a la siguiente fase.




 . . .





Relación


Ya hemos definido colectivamente qué es y qué supone participar, el siguiente paso será que provoquemos la reflexión en el grupo acerca de los contextos en los que ellos participan, en su vida, en su clase y en el centro educativo. También es el momento de analizar porqué es así, y de qué dependerá que estas posibilidades de participación cambiaran.
En este momento es de crucial importancia que el alumnado descubra la importancia de participar y las posibilidades y limitaciones que encontramos para ello.


Los objetivos a alcanzar en esta etapa son:

- Explorar las decisiones en las que queremos y/o nos dejan participar y en las que no.
- Analizar Cómo me/nos implicamos y cómo es mi/nuestra participación.
- Analizar Qué capacidad de decisión tenemos y lo que nos gusta, no nos gusta...etc.
- Generar una reflexión en torno a la participación en el aula/centro analizando cómo se organizan y cómo les gustaría organizarse.
- Provocar un debate sobre el protagonismo de las niñas y niños en la gestión de la vida del centro educativo.

Muy bien, pero ahora ¿Qué vamos a sacar de la mochila?

A) Redactamos una carta a la dirección del centro para solicitar una mayor participación argumentando las razones.
      Click aquí

B) Decidimoss acudir a la caja de herramientas y poner en práctica alguna de ellas.
Para este momento de nuestra aventura sugerimos sacar de la mochila:
      26. Yo me pringo, tú te pringas ¡Ay! ¿Podemos pringarnos?
      27. Contextos de participación.

C) En el grupo han surgido algunas complicaciones, y decidimos pararnos y analizar cómo mejorar el ambiente para facilitar un clima que favorezca la participación de todo el grupo.
Si estamos en la opción c, conviene visitar el “Mapa Estelar”,
      6. Afrontar conflictos para avanzar.

¿Cómo vamos? ¿Vamos bien?, si todo fluye correctamente nos dirigimos a la fase siguiente.
Haz click aquí.




 . . .





Elaboración


Ya hemos reflexionado sobre el sentido de la participación; también sobre los contextos y los aspectos en los que podemos participar y en cuales otros nos gustarían, cuales son las limitaciones, cómo superar aquellas que podemos y/o queremos superar, etc. Ahora es el momento de hacer propuestas para intentar llevar nuestros deseos a contextos posibles…

Este es el momento de poner de manifiesto la importancia de imaginar en colectivo, de comprobar que ¡el grupo es más listo que una persona sola!, y que una idea puede crecer si aportamos todas.

Los objetivos que perseguimos en esta fase son:
- Desarrollar capacidades para hacer propuestas y respuestas diferentes a las existentes.
- Desarrollar capacidades para definir modelos de organización y toma de decisiones inclusiva, horizontal y participada.

Buen momento, la creatividad es una herramienta fundamental que no debe faltar en la mochila de las personas amantes de la aventura.
Pero ¿Cómo conseguimos utilizar la creatividad para crear propuestas y definir nuevos modelos de participación?

A) Elaboramos una lista de posibilidades para que el grupo elija cual quiere desarrollar.
      Click aquí

B) Consideramos importante que el propio grupo elabore las propuestas de manera colectiva.
Para la opción B recomendamos las siguientes actividades de la mochila:

      5. Lluvia de ideas
      28. La revisión de supuestos.


¿Tenemos ya propuestas?, ¡a la fase siguiente!




 . . .





Elaboración


Bien, ahora tenemos claro cuáles son nuestras propuestas, cuales los contextos en los que queremos participar. El siguiente paso será hacer todo lo posible por llevarlo a la realidad. Vamos a aprender a planificar nuestros contextos y procesos de participación, ¿Cómo comunicarnos, cómo organizarnos, cómo tomar las decisiones, cómo trasladar las sugerencias, peticiones, etc.?


Los objetivos que buscaremos desarrollar en esta etapa son:

- Definir, de forma conjunta, cuáles son las “reglas del juego” para participar y tomar decisiones de forma colaborativa e inclusiva.
- Aprender a definir aspectos importantes en cuanto a la organización y la toma de decisiones.
- Concretar los deseos-anhelos en propuestas.
- Identificar los pasos claves y los requisitos para planificar la participación.
- Idear fórmulas para dar a conocer a la comunidad educativa las propuestas e invitar a su colaboración.

Y ahora ¿qué?, ¿cómo seguimos?

A) Llamamos a un profesor que participe en el consejo escolar para que nos explique cómo funciona este órgano y como debemos de participar
      Click aquí

B) Optamos por una planificación participada y participativa.
Si hemos optado por la opción B recomendamos las siguientes actividades de la mochila:
      29. Nuestro ideario colectivo.
      30. Elaborando procederes.

Si va todo bien, pasa a la fase siguiente.




 . . .





Gestión


Ya hemos definido todo lo que hace falta hacer, saber y tener para poder llevar a buen puerto las propuestas del grupo. Ahora faltaría llevarlo a la realidad. En primer lugar conviene aclarar para cada contexto de participación cuales son los papeles o roles necesarios y llevarlos a la realidad.

Los objetivos que nos planteamos para esta etapa son:
- Aprender a definir de manera consensuada acuerdos, maneras de decidir, negociación, espacios de participación y ejecutarlos.
- Desarrollar habilidades para la colaboración y cooperación entre sí y con otras.
- Aprender a dinamizar espacios de participación.
- Desarrollar recursos permanentes para la comunicación y la difusión interna/externa de quienes forman parte de los diversos espacios de participación.

¿Cómo organizamos esto?

A. Eliges a una persona del grupo que se encargará de poner en la pizarra las propuestas que les diga el resto sobre como consensuar acuerdos, maneras de decidir, quien hace cada tarea, etc. Después se elegirá la más votada y así ahorramos tiempo para la siguiente fase.
      Click aquí

B. Consideramos importante que sean las propias personas del grupo quienes asuman las tareas que más les apetece y/o se sientan capaces, etc.

Si hemos optado por la opción B recomendamos las actividades de la mochila:
      8. ¿Quién hace qué?
      9. Nos contamos lo que hacemos.

Para la fase de ejecución recomendamos visitar los apartados del de “Mapa Estelar” referidos a:
      5. Para trabajar en grupo, algunas recomendaciones.
      7. Pistas para la gestión de los liderazgos y la diversidad.
      8. Recomendaciones para el trabajo en equipo.
      11. Recomendaciones para la gestión de debates.
      13. Pistas para la realización de acciones.

¿Todo a punto?, pues pasamos a la fase siguiente.




 . . .





Evaluación


Bien, ya hemos puesto en marcha diferentes mecanismos de participación y ahora nos toca analizar cómo está yendo todo.

Los objetivos que nos planteamos en esta etapa son:
- Adquirir habilidades para la evaluación y seguimiento de órganos de participación.
- Adecuar los espacios de participación a la realidad y necesidades de la comunidad educativa.
- Valorar la experiencia, el impacto generado en la vida del aula/centro y las diferentes habilidades, conocimientos y aprendizajes puestos en juego.

Y para ello….

A. Planteamos un examen tipo test con alguna pregunta a desarrollar.
      Click aquí

B. Optamos por desarrollar una evaluación que integre tanto aspectos cuantitativos como cualitativos, y teniendo en cuenta que nos interesa obtener información tanto del resultado de la acción diseñada y ejecutada, como del propio proceso participativo.

Si hemos optado por la opción B proponemos desarrollar las actividades de la mochila:
      31. La Diana.
      32. Asamblea de evaluación.
      22. Elaboración de memorias grupales.


Esperamos que os haya resultado interesante y enriquecedor todo el proceso, el camino no ha hecho más que empezar, esperamos que esta aventura nos siga motivando para toda la vida. ¡ y no olvidemos compartirlo con la comunidad de prácticas!

Salud.